LA SALUD: UN VALOR ESTRATÉGICO PARA LA EMPRESA

En la actualidad gracias al impulso globalizado de la competitividad industrial, se viven momentos de cambio que han sustentado paradigmas en los que se fundamentan varios principios organizativos y de gestión al interior de las empresas.En la mayoria de casos, resultados que resumen ausentismo laboral por enfermedades o accidentes en el trabajo avalan la necesidad de evolucionar hacia planificaciones más sostenibles que involucre el compromiso comun entre empleadores y empleados a objeto de mantener bienestar y satisfacción entre sus colaboradores, convertidos en factores impulsores de una empresa valiosamente productiva.Ecuador, no dista de considerar en su politica laboral un ámbito normativo que ha permitido mejorar de forma sustancial las condiciones de trabajo al reducir los riesgos y, conseguir así una disminución de los daños a la salud. Han sido años de esfuerzo por gestionar el riesgo, así como la seguridad y las condiciones de trabajo, no obtante la solidez requerida es el lazo mancomunado y la empatia de ambos involucrados: empresa y trabajadores; llamados a colaborar, apoyados en que solo los involucrados en el tema podran ofrecer mayores fortalezas y obtener resultados beneficiosos que aseguren espacios de trabajo saludables. No descuidar una plantilla de trabajadores, motivar a cada instante que la responsabilidad de su salud empieza por el valor que le den a su futuro, conservando para ellos el sueño de culminar cada dia, añorando un descanso jubilar merecido, pero libre de secuelas debidas a enfermedades profesionales. Implementar Sistemas de Gestión que fomenten y promocionen la salud de sus trabajadores es más rentable que perder dias productivos por ausentismo laboral, por ello el llamado anticipado a prevenir. La información oportuna entregadada a un plantel laboral más que asegurado esto generará compromiso de cuidado personal y colectivo. Pareciera que se habla de un gasto innecesario, o que los resultados tardaran mucho en llegar, por el contrario los valores contables tienden a experimentar una baja sustancial, lo que para la empresa se vuelve una estrategia de valor: invertir en salud. “La riqueza de las empresas depende de la salud de los trabajadores”. Maria Neira, Directora de Salud Pública y Ambiente de la Organización Mundial de la Salud.