GESTIONANDO LA FELICIDAD LABORAL

Entender qué es felicidad laboral, implica primero tener claro qué no lo es: recibir bonos, tener el mejor sueldo, ocupar un alto puesto, ser jefe; entre otros que parecerían sacados de la lotería, no representan felicidad laboral, entonces qué es?Es abundante la información que a lo largo de los años se obtiene, pues muchos investigadores de renombrada reputación, manifiestan sin temor a equivocarse, que las empresas en las que se trabaja con alegría se obtienen mejores resultados, y aunque lo leído pareciera disparatado, tiene su fundamento en los resultados, ya que los beneficios son plenamente identificados debido a que apresuradamente se observa que los empleados disfrutan de lo que hacen, lo cual se traslada a los clientes y cuyo crecimiento en números, hará feliz a los empresarios.El Consultor Danés Alexander Kjerulf en su libro Happy Hour is 9 to 5, indica que existen dos factores que hacen que los miembros de una organización trabajen felices y que en lugar de esperar al viernes para sentir que su “carga” se aligera, den “gracias a Dios que es lunes”, estos factores son: los resultados y las relaciones.Los resultados a los que el autor se refiere, no son más que la combinación de que el trabajador se sienta bueno en lo que hace y que eso que hace tiene un sentido en su vida, es decir que aporta algo muy valioso, que produce efecto positivo, y para ello es importante que al interior de las empresas se desarrollen ambientes motivacionales donde se reconozcan sus tareas y para ello no se requiere de gran inversión, el “premio” no debe ser material, o económico, sencilla y plenamente puede ser un “choca esos cinco”, la “palmadita en la espalda”, el apretón de manos que siempre “dice” mucho más de lo que habríamos querido decir.Como parte de lo ya dicho están las relaciones, refiriéndose a aquel ambiente agradable de trabajo donde todos permanecen disfrutando del espacio, y cada mañana al iniciar la jornada se respira tranquilidad, comunicación efectiva, labores compartidas, apoyo, pero sobre todo la presencia de personajes con los que es agradable terminar el día, las relaciones alimentan el sentido de pertenencia entre sí y con el lugar de trabajo, para definirlo en una sola frase esto ocasiona orgullo de grupo y buen clima laboral.El último congreso llevado a cabo en Argentina sobre Felicidad en el Trabajo, (abril 2016) determinó  que los empleados felices son más productivos, más innovadores, se presentan más motivados, llenos de energía y más optimistas, también se enferman menos, merman los accidentes laborales, permanecen más años en la empresa, disminuyen notablemente la rotación y por tanto los costos que ello representa, imágenes que permiten clientes más leales. Las razones expuestas justamente  hacen que las empresas felices ganen más dinero. Cuando un empleado está feliz en su trabajo, esto tiene grandes beneficios y es notable en sus expresiones, a la vez que individualmente se rodean de un halo positivo, que aporta grandemente a los demás, incluidos clientes y alta dirección.