FELICIDAD LABORAL: HERRAMIENTA DE PRODUCTIVIDAD

Seguro que si hiciéramos esta pregunta a cada trabajador en diversos espacios laborales, muchos coincidirían en mencionar que la felicidad en el trabajo es recibir mejor salario y es que esta apreciación no dista mucho de la necesidad por sentirse más feliz a la hora de realizar actividades laborales, relacionando la respuesta de felicidad con estar bien remunerados.Sin embargo la felicidad en el trabajo va mas allá de un simple concepto individual, es la generación de ambientes seguros y saludables donde el tiempo invertido sea el más productivo, pero donde está el foco de estos logros?; el centro está en las mismas personas, aquellas que representan una marca al interior de la organización, donde todo su esfuerzo tiene una razón económica pero también metas que agregan valor a su vida familiar y social.La felicidad laboral no es el fin, es el medio; varios expertos en coach la consideran una herramienta que dinamiza el éxito, donde alcanzar sostenibilidad es la piedra angular que da luz en el trayecto.No es extraño para nuestro país, seguir en la “oscuridad”, dejando de lado la innovación, difícilmente Ecuador es poseedor de características que demuestren sometimiento al cambio, se torna confuso y hasta de difícil decisión, situación que se podría deber a dos grandes líneas, primero la poca confianza en ensayar una diferencia, esta no es una acción que las empresas quieran practicar, debido a que la costumbre da raíces profundas las que con el pasar el tiempo han conseguido pseudo-metas que permiten una vida “tranquila” y hasta allí llegaron las aspiraciones. Y segundo porque definitivamente el campo de competencia no es tan atractivo como pareciera, dejando al mercado con inmenso vacío de oferta-demanda.Un trabajador feliz, llena su trabajo de felicidad y este se manifiesta en la empresa, donde la suma de alegrías dejan grandes lecciones, todas ellas de gran magnitud positiva, permitiendo que ningún colaborador quiera abandonarlo o que a la inversa existan muchas personas detrás de un lugar para llenarlo con sus destrezas y demostrar que pueden ofrecer grandes escalones en procura de dar crecimiento con su presencia.La felicidad no es algo que se consiga por arte de magia, ni menos aun que se necesite de mucha ciencia, esta es una cualidad que cada ser humano mantiene en su interior a la espera de ser descubierto, cuyo encargo está orientado a mantenerla en el tiempo, pero para ello la empresa es la llamada a contribuir como palanca de mejora continua, lo cual permitirá que se mantenga en el tiempo sin que sea obra perdida, el objetivo final es aportar creativamente en el sostenimiento de trabajadores y trabajos felices con lo que el retorno a la inversión se verá asegurada con productividad.Pequeños cambios marcan una gran diferencia, considerar buena parte del horario laboral para ofertar diversión, humor, comunicación, flexibilidad, atención, descanso, cooperación, y sobre todo desarrollo organizacional.