EMPRESAS ESTANCADAS

Para entender a quienes nos rodean es importante ponerse en sus zapatos, y no muchos lo hacen, quizá por temor a descubrir sus limitaciones o negarse a enfrentarlas y dar por solucionadas las trabas. Si lo analizamos detenidamente no hay secreto en este proceso, lo lamentable como menciona Francisco Alcaide en su libro Aprendiendo de los Mejores, donde afirma que “los bloqueos son mentales” y, viene bien agregar que el primer enemigo del hombre es el miedo al cambio.Muchas empresas a nivel local y nacional no están dispuestas a dar el paso y apostar por la mejora continua, permanecen textualmente estancadas, y luego se hacen la misma pregunta durante todo el año….por qué no tenemos ganancias?. En algún lado leí: que la pobreza es la suma de horas mal utilizadas y tiene mucho de profundo esta frase, pues he llegado a concentrarme en la observación al seno de las organizaciones donde generalmente se acusa al colaborador de no hacer nada porque la marca se sostenga en el mercado, cuando es el empleador el primer llamado a dar el gran salto identificando dónde está la debilidad y fortalecerla.Ahora bien, muchas empresas relacionan el cambio con gasto,…hombres de poca fe!!. No obstante urge la presencia de confianza y con ello la necesidad de proveer a sus trabajadores las herramientas requeridas a fin de que se respire visión positiva. Notas anteriores compartía sobre trabajadores grises, y subrayaba que esta calificación va a depender de como ellos se sienten al interior de la empresa a la que pertenecen, de cuán dispuestos están a identificarse con la tarea que desarrollan. Sin embargo, juega un papel fundamental el ambiente laboral es tan o más feliz, o triste un trabajador cuando siente apoyo de sus pares o superiores, por tanto la estrategia esta en disminuir la cantidad de puertas para llegar a la oficina principal, nada hay mejor en el trabajo que la comunicación libre, respetuosa y fluida donde todos son uno, y uno es ninguno.Eva Collado Durán, en su post entre Dinosaurios y Visionarios nos invita a practicar tips, que nos dejaran avanzar y que desbloquearan la línea invisible entre ganar y perder, llevándonos de paseo a través de ese paraíso económico del que todos quisiéramos disfrutar pero cómo hacerlo, poniéndose en los zapatos de los demás, y por sobre todo apostando al cambio, a la escucha saludable, a la comunicación, y a entender por una vez en la vida que la empresa hace marca cuando sus integrantes son marca.Aquí algunos consejos que viene bien practicar:- Recordar que, más que trabajadores, son colaboradores; pieza angular de la productividad.- Eliminar la comunicación descendente y unidireccional.- Alejar el miedo al fracaso, y apostar por el cambio.- Promover un clima laboral cálido, a fin de generar emociones que involucren felicidad.- Evitar el abuso de posición.- Acompañamiento a sus colaboradores. – Recodar siempre que todos pueden dar más…solo hace falta ofrecerles una oportunidad.