APOSTAR POR EL TELETRABAJO

Siglo de innovación, en el que los cambios llegaron aceleradamente, junto a la tecnología no estar al día deja de ser parte de la evolución.De la mano a esta variabilidad, también hizo parte la oportuna forma de comunicarse, de estudiar y ahora por qué no de trabajar. ¿Es realmente necesaria la presencia de un trabajador en su oficina cuando ha desarrollado habilidades que superan sus resultados?, bien podría atender sus actividades desde otro espacio, por mencionar: desde su casa, otra ciudad, incluso cuando está de viaje.A nivel personal los beneficios al resolver su tarea laboral remotamente, son incontables desde lo emocional a lo económico para la empresa, la parte emocional aporta con  reacción química, donde elementos como la serotonina y la dopamina, dejan muy claro el mensaje de satisfacción, placer, optimismo, alegría, lo que a su vez permite mejorar el sistema inmunitarias elevando las defensas y estas a su vez proteger de enfermedades, mejoran las relaciones interpersonales, familiares, laborales, de pareja. Para la empresa es aún más significativa, evita adecuar un puesto de trabajo, disminuye la posibilidad de ausentismo, merman los accidentes en el trabajo, elimina el estrés, ofrece confianza, genera disciplina y sobre todo incentiva en su empleado la inclinación a ser responsable e ir en busca de mas y mayores desafíos.Aun queda mucho por hacer a lo largo de nuestro territorio nacional, pero si podemos revisar casos que ya están siendo referente, la diferencia es su influencia internacional por citar un ejemplo la firma Kimberly-Clarck 20 años presentes en Ecuador, es una multinacional donde sus empleados del área administrativa una día cada cuatro semanas laboran desde sus hogares.La confianza que ofrece el empleador y la responsabilidad del empleado son la base fundamental en esta modalidad, ambas partes deben ser claros y precisos a la hora de establecer el teletrabajo al interior de su organización, considerando que no serán medidos por horarios sino más bien por resultados, tema de gran valor para la productividad.Como cualquier actividad laboral el teletrabajo, con menor probabilidad y gravedad también demanda riesgos para la salud y seguridad, por tanto es imperioso informar y formar a los implicados sobre temas de prevención.Hacer teletrabajo permite mayor conciliación familiar, muy necesario en estos momentos de crisis afectiva, por ello la invitación a que las empresas evalúen la posibilidad de implementarlo en medida de su actividad económica, sin embargo no deja de ser una herramienta muy útil a la hora de ser responsables socialmente con sus colaboradores y a la inversa ellos siempre estarán más predispuestos y comprometidos con la marca que representan.