CHARLIE Y LA FABRICA DE CHOCOLATE

Basado en la pelicula

Una gran película, basada en una novela homónima de Roald Dahl, autor británico de literatura infantil, cuya narrativa ofrece un mensaje cálido y positivo a los niños del mundo entero, pero muy cercano a ello es gratificante poder rescatar y analizar el desempeño de carisma laboral único y muy empático del grupo humano que allí trabaja, revisemos:Willy Wonka, es el empresario que gestiona la producción de chocolates en su fabrica, para ello cuenta con los oompa loompas, una civilización de pequeños hombrecitos que habitaban inmersos en una jungla (con escasa ropa, idónea de su cultura), cuya vida transcurría sin mayores complicaciones y hasta cierto punto sin muchas aspiraciones, Willy en su búsqueda por sabores ideales para sus chocolates viaja y los encuentra, considera que puede ser inmensamente beneficioso llevarlos a su fabrica, entonces les ofrece trabajo seguro y permanente, ropa, alimentación y lo que es mejor vivir dentro de la misma fabrica acondicionándola de tal manera que no extrañen su origen.Un dia Willy reconoce que se esta volviendo viejo y para ello decide buscar un sucesor, ideó un concurso en el que participarían cinco niños, la regla era encontrar uno de los boletos dorados que colocó en las barras de chocolate. Charlie un niño humilde tenia sueños y como ellos escasa probabilidades de ganar, pues su padre no contaba con dinero y lo habían despedido de una fabrica de dentífricos, cuya modernidad había llegado, siendo reemplazado por un brazo robótico quien ejecutaría la tarea que el realizaba, colocar los tapones a los tubos de crema dental.Poco a poco fueron apareciendo los ganadores: un niño “goloso” que de tanto comer chocolates encontró el boleto, una niña arrogante cuyo padre le compraba lotes inmensos de chocolates, un niño conocedor de la informática quien hackeó el sistema y logró ubicar un boleto ganador, otra niña una pequeña deportista pero muy presumida y Charlie.El dia llegó, los invitados ingresaron a la fábrica y luego de un precioso tour, uno a uno fue sometido a pruebas que Willy planificó pues la clave era que ofrecieran humildad, amor por el trabajo que desarrollarían, visión de buen rendimiento y desempeño, pero sobre todo identificación con sus obreros, cuatro reprobaron, quedando victorioso Charlie, este niño fue el ganador, Willy le explicó que el premio era vivir en la fábrica, para Charlie no era problema siempre que lo acompañaran, sus padres y cuatro abuelitos, a lo que recibió negativa total pues esa era precisamente la primera condición: dejar a la familia, él con su buen corazón parte de las cualidades que le favorecieron para ganar el premio jamás cambiaria a su familia por ser dueño de una fábrica.Al final Willy comprendió que Charlie era un elemento humano importante dentro de su fábrica, considerando que mucho mas beneficio obtenía, solventando sus necesidades como trabajador, para ello adecuo el lugar de trabajo y le permitió llevar a su familia a vivir con él, por su parte Charlie se mantenía siempre feliz lo que constituía a ser un valioso aporte dentro de la producción. Esta es una historia que nos deja una gran lección, solo un trabajador feliz…rinde más y mejor.

LA SALUD: UN VALOR ESTRATÉGICO PARA LA EMPRESA

En la actualidad gracias al impulso globalizado de la competitividad industrial, se viven momentos de cambio que han sustentado paradigmas en los que se fundamentan varios principios organizativos y de gestión al interior de las empresas.En la mayoria de casos, resultados que resumen ausentismo laboral por enfermedades o accidentes en el trabajo avalan la necesidad de evolucionar hacia planificaciones más sostenibles que involucre el compromiso comun entre empleadores y empleados a objeto de mantener bienestar y satisfacción entre sus colaboradores, convertidos en factores impulsores de una empresa valiosamente productiva.Ecuador, no dista de considerar en su politica laboral un ámbito normativo que ha permitido mejorar de forma sustancial las condiciones de trabajo al reducir los riesgos y, conseguir así una disminución de los daños a la salud. Han sido años de esfuerzo por gestionar el riesgo, así como la seguridad y las condiciones de trabajo, no obtante la solidez requerida es el lazo mancomunado y la empatia de ambos involucrados: empresa y trabajadores; llamados a colaborar, apoyados en que solo los involucrados en el tema podran ofrecer mayores fortalezas y obtener resultados beneficiosos que aseguren espacios de trabajo saludables. No descuidar una plantilla de trabajadores, motivar a cada instante que la responsabilidad de su salud empieza por el valor que le den a su futuro, conservando para ellos el sueño de culminar cada dia, añorando un descanso jubilar merecido, pero libre de secuelas debidas a enfermedades profesionales. Implementar Sistemas de Gestión que fomenten y promocionen la salud de sus trabajadores es más rentable que perder dias productivos por ausentismo laboral, por ello el llamado anticipado a prevenir. La información oportuna entregadada a un plantel laboral más que asegurado esto generará compromiso de cuidado personal y colectivo. Pareciera que se habla de un gasto innecesario, o que los resultados tardaran mucho en llegar, por el contrario los valores contables tienden a experimentar una baja sustancial, lo que para la empresa se vuelve una estrategia de valor: invertir en salud. “La riqueza de las empresas depende de la salud de los trabajadores”. Maria Neira, Directora de Salud Pública y Ambiente de la Organización Mundial de la Salud. 

LA EMPRESA POSITIVA ES PRODUCTIVA

Definitivamente el optimismo rompe todos la barreras en cualquier campo que se lo aplique, y es que solo basta observar a los niños, ellos son inquebrantablemente alegres, positivos, llenos de energía, y como funciona su vida, muy relajada, motivada, sencillamente de lo más feliz.Es por ello que teniéndolos como ejemplo, sin dejar de lado la responsabilidad y el interés de hacer nuestras actividades como adultos, tendríamos de frente una poderosa herramienta que nos ofrece la gran oportunidad de sobre llevar un mejor ritmo de vida y mayor aun en el lugar donde se ejecutan las actividades laborales como es la empresa pública o privada en la que se desarrolle un trabajo.El concepto de positivo incluye la sentencia de que vamos a tener éxito, y el programarse con una mentalidad positiva permite de sobra que se bloqueen los pensamientos dañinos, siendo estos los negativos, muy a pesar de que esa vocecita oculta nos repita que estos pensamientos sean realistas y se basen en hechos reales, no le demos cara y menos mostrar debilidad.La tendencia a ver las cosas de manera positiva y de dar siempre un toque positivo a los acontecimientos es una de las consecuencias de ser optimistas. El riesgo del optimismo es que cuando nos sentimos desbordados por la positividad podemos ignorar el peligro emocional o las señales de alarma, por eso es necesaria aprender una correcta regulación de esta capacidad.Contar con una perspectiva optimista nos permite seguir afrontando los obstáculos inevitables de todo camino para poder superarlos. Se piensa que el optimismo es el indicador más importante del éxito en las profesiones que se basan en las ventas y que también es el componente clave del liderazgo carismático.La psicología positiva es aquella que se centra en el desarrollo de fortalezas personales, el optimismo, la creatividad y las experiencias en donde “ni siquiera sentimos el tiempo” y actualmente lleva sus investigaciones al campo organizacional dándo un enfoque diferente en la intervención de la psicología en la empresa, que hasta el momento se ha enfocado en aspectos como conflictos laborales, estrés laboral, absentismo, etc; su enfoque actualizado se basa en aspectos positivos como el desarrollo de virtudes personales, emociones positivas, el “fluir” del empleado con las labores del día con día.

TRABAJADORES “GRISES”

Extraño nombre para un articulo, sin embargo atractivo para los amantes de la lectura rápida, pero que al avanzar marca clara huella de esa narrativa que al final nos deja en evidencia del problema que sufrimos, trabajadores grises traduciendo lo dicho a que el personal que es parte de una empresa u organización a entrado en una zona de completo confort donde no es ni lo uno ni lo otro, y es que el gris es asi, algo neutro.Los trabajadores “grises”, permiten el nacimiento de espacios del mismo color, donde nada duele pero tampoco hace cosquillas, no es que se este feliz pero tampoco causa tristeza, como tener las manos ni llenas ni vacias. El gris es estático, frio, mudo, serio.Esta amalgaba imperfecta de gris con gris, donde el trabajador no se identifica ni ama lo que practica, lo único que propiciara es un entorno laboral deprimente, del que muchos ya pernoctaron, y a quienes el amancer aun no llega, estar alli les es placentero y pocos querran, pero nadie pide auxilio.Lo mencionado como gris es a lo que podriamos relacionar con espacios laborales tóxicos, donde los trabajadores se encuntran sin visión, sin pasión, pero a la vez como lugar influyente hacia el agotamiento productivo, y se debe tener altisimo cuidado con ello, debido a que facilmente el alrededor se contamina. El gris no es solo un color, termina obstruyendo cerebros y corazones, pudriendo almas y vomitando rencores.Es importante no quedarse como espectadores, avanzar en la “ola” y acariciar una playa limpida y calida, llena de soluciones donde ademas se considere el binestar individual como herramienta primordial de exito colectivo. Pero como hacerlo?, sencillo siendo parte de esta empatía, planificando y ejecutando muy activamente sistemas en los que se enjendre valor por la tarea encomendada, donde cada trabajador se enamore, empodere y sienta la sutil necesidad de estar atraido hacia lo que desarrolla al interior de su empresa, pero que ademas, cuide la marca como tesoro propio, desde donde recibe no solo su remineración si no donde tambien es consultado y no ignorado. Hoy se habla mucho sobre organizaciones saludables, pareciera de misterio o terreno dificil de explorar, pero nada de eso, la mas alta gama de empresas y organizaciones en cuyo interior se practican verdaderas estrategias de productivas, encierrran en su formula la lucha por espacios libres de trabajadores grises, mantiendo presente que la forma más adecuada de llegar alto economicamente es cuidando cada elmento humano que compone la productividad y eso se logra eliminando el concepto de negocio y reemplazarlo por terminos que acompañaran para toda la vida una marca que se defiende, porque es alli donde lo que se produce tiene sentido para una familia, donde además el presente es el prologo a los relatos que incluyen a personas felices y saludables.

EMPRESAS Y TRABAJADORES POSITIVOS

Definitivamente el optimismo rompe todas las barreras en cualquier campo que se lo aplique, y es que solo basta observar a los niños, ellos son inquebrantablemente alegres, positivos, llenos de energía, y cómo funciona su vida, muy relajada, motivada, sencillamente de lo más feliz.Es por ello que teniéndolos como ejemplo, sin dejar de lado la responsabilidad y el interés de hacer nuestras actividades como adultos, tendríamos de frente una poderosa herramienta que nos ofrece la gran oportunidad de sobre llevar un mejor ritmo de vida y mayor aún en el lugar donde se ejecutan las actividades laborales como es la empresa pública o privada en la que se desarrolle un trabajo.El concepto de positivo incluye la sentencia de que vamos a tener éxito, y el programarse con una mentalidad positiva permite de sobra que se bloqueen los pensamientos dañinos, siendo estos los negativos. Muy a pesar de que esa vocecita oculta nos repita que estos pensamientos son realistas y se basan en hechos reales, no le demos cara y menos mostrar debilidad.El objetivo primordial de mirar el trabajo de manera positiva, es la de proveer siempre un toque beneficioso a todas las tareas laborales a ejecutar, que con gran confianza nos han asignado, lo que dará como consecuencia trabajadores llenos de acontecimientos optimistas.Es por ello que contar con personas que trabajan en positivo al interior de una empresa, permite desarrollar una perspectiva optimista, lo que a modo de espiral engendra valor y nos impulsa a seguir afrontando los obstáculos inevitables en todo camino, para de esta manera lograr superarlos.Investigaciones profundas han determinado que el optimismo es el indicador más importante del éxito en las profesiones que se basan en las ventas y que también es el componente clave del liderazgo carismático.Por tanto mejorar la organización y las condiciones de trabajo, promover la participación activa, y fomentar el desarrollo individual son la combinación perfecta para fortalecer el cemento que sostienen la estructura de una empresa y sobre todo estas actividades avalan la implementación de herramientas que marcan el giro diferenciador entre ser y hacer.Es así como una organización se robustece y ve multiplicar su productividad. Enfocarse en el estrés, los conflictos y el absentismo laboral, no activa resultados positivos, es vital centrarse en el cúmulo de capacidades que cada trabajador puede ofrecer a la institución, basta con darles la oportunidad ….. “y dejar que la cosecha sola se venda”

EMPRESAS ESTANCADAS

Para entender a quienes nos rodean es importante ponerse en sus zapatos, y no muchos lo hacen, quizá por temor a descubrir sus limitaciones o negarse a enfrentarlas y dar por solucionadas las trabas. Si lo analizamos detenidamente no hay secreto en este proceso, lo lamentable como menciona Francisco Alcaide en su libro Aprendiendo de los Mejores, donde afirma que “los bloqueos son mentales” y, viene bien agregar que el primer enemigo del hombre es el miedo al cambio.Muchas empresas a nivel local y nacional no están dispuestas a dar el paso y apostar por la mejora continua, permanecen textualmente estancadas, y luego se hacen la misma pregunta durante todo el año….por qué no tenemos ganancias?. En algún lado leí: que la pobreza es la suma de horas mal utilizadas y tiene mucho de profundo esta frase, pues he llegado a concentrarme en la observación al seno de las organizaciones donde generalmente se acusa al colaborador de no hacer nada porque la marca se sostenga en el mercado, cuando es el empleador el primer llamado a dar el gran salto identificando dónde está la debilidad y fortalecerla.Ahora bien, muchas empresas relacionan el cambio con gasto,…hombres de poca fe!!. No obstante urge la presencia de confianza y con ello la necesidad de proveer a sus trabajadores las herramientas requeridas a fin de que se respire visión positiva. Notas anteriores compartía sobre trabajadores grises, y subrayaba que esta calificación va a depender de como ellos se sienten al interior de la empresa a la que pertenecen, de cuán dispuestos están a identificarse con la tarea que desarrollan. Sin embargo, juega un papel fundamental el ambiente laboral es tan o más feliz, o triste un trabajador cuando siente apoyo de sus pares o superiores, por tanto la estrategia esta en disminuir la cantidad de puertas para llegar a la oficina principal, nada hay mejor en el trabajo que la comunicación libre, respetuosa y fluida donde todos son uno, y uno es ninguno.Eva Collado Durán, en su post entre Dinosaurios y Visionarios nos invita a practicar tips, que nos dejaran avanzar y que desbloquearan la línea invisible entre ganar y perder, llevándonos de paseo a través de ese paraíso económico del que todos quisiéramos disfrutar pero cómo hacerlo, poniéndose en los zapatos de los demás, y por sobre todo apostando al cambio, a la escucha saludable, a la comunicación, y a entender por una vez en la vida que la empresa hace marca cuando sus integrantes son marca.Aquí algunos consejos que viene bien practicar:- Recordar que, más que trabajadores, son colaboradores; pieza angular de la productividad.- Eliminar la comunicación descendente y unidireccional.- Alejar el miedo al fracaso, y apostar por el cambio.- Promover un clima laboral cálido, a fin de generar emociones que involucren felicidad.- Evitar el abuso de posición.- Acompañamiento a sus colaboradores. – Recodar siempre que todos pueden dar más…solo hace falta ofrecerles una oportunidad.

FELICIDAD LABORAL: HERRAMIENTA DE PRODUCTIVIDAD

Seguro que si hiciéramos esta pregunta a cada trabajador en diversos espacios laborales, muchos coincidirían en mencionar que la felicidad en el trabajo es recibir mejor salario y es que esta apreciación no dista mucho de la necesidad por sentirse más feliz a la hora de realizar actividades laborales, relacionando la respuesta de felicidad con estar bien remunerados.Sin embargo la felicidad en el trabajo va mas allá de un simple concepto individual, es la generación de ambientes seguros y saludables donde el tiempo invertido sea el más productivo, pero donde está el foco de estos logros?; el centro está en las mismas personas, aquellas que representan una marca al interior de la organización, donde todo su esfuerzo tiene una razón económica pero también metas que agregan valor a su vida familiar y social.La felicidad laboral no es el fin, es el medio; varios expertos en coach la consideran una herramienta que dinamiza el éxito, donde alcanzar sostenibilidad es la piedra angular que da luz en el trayecto.No es extraño para nuestro país, seguir en la “oscuridad”, dejando de lado la innovación, difícilmente Ecuador es poseedor de características que demuestren sometimiento al cambio, se torna confuso y hasta de difícil decisión, situación que se podría deber a dos grandes líneas, primero la poca confianza en ensayar una diferencia, esta no es una acción que las empresas quieran practicar, debido a que la costumbre da raíces profundas las que con el pasar el tiempo han conseguido pseudo-metas que permiten una vida “tranquila” y hasta allí llegaron las aspiraciones. Y segundo porque definitivamente el campo de competencia no es tan atractivo como pareciera, dejando al mercado con inmenso vacío de oferta-demanda.Un trabajador feliz, llena su trabajo de felicidad y este se manifiesta en la empresa, donde la suma de alegrías dejan grandes lecciones, todas ellas de gran magnitud positiva, permitiendo que ningún colaborador quiera abandonarlo o que a la inversa existan muchas personas detrás de un lugar para llenarlo con sus destrezas y demostrar que pueden ofrecer grandes escalones en procura de dar crecimiento con su presencia.La felicidad no es algo que se consiga por arte de magia, ni menos aun que se necesite de mucha ciencia, esta es una cualidad que cada ser humano mantiene en su interior a la espera de ser descubierto, cuyo encargo está orientado a mantenerla en el tiempo, pero para ello la empresa es la llamada a contribuir como palanca de mejora continua, lo cual permitirá que se mantenga en el tiempo sin que sea obra perdida, el objetivo final es aportar creativamente en el sostenimiento de trabajadores y trabajos felices con lo que el retorno a la inversión se verá asegurada con productividad.Pequeños cambios marcan una gran diferencia, considerar buena parte del horario laboral para ofertar diversión, humor, comunicación, flexibilidad, atención, descanso, cooperación, y sobre todo desarrollo organizacional.

APOSTAR POR EL TELETRABAJO

Siglo de innovación, en el que los cambios llegaron aceleradamente, junto a la tecnología no estar al día deja de ser parte de la evolución.De la mano a esta variabilidad, también hizo parte la oportuna forma de comunicarse, de estudiar y ahora por qué no de trabajar. ¿Es realmente necesaria la presencia de un trabajador en su oficina cuando ha desarrollado habilidades que superan sus resultados?, bien podría atender sus actividades desde otro espacio, por mencionar: desde su casa, otra ciudad, incluso cuando está de viaje.A nivel personal los beneficios al resolver su tarea laboral remotamente, son incontables desde lo emocional a lo económico para la empresa, la parte emocional aporta con  reacción química, donde elementos como la serotonina y la dopamina, dejan muy claro el mensaje de satisfacción, placer, optimismo, alegría, lo que a su vez permite mejorar el sistema inmunitarias elevando las defensas y estas a su vez proteger de enfermedades, mejoran las relaciones interpersonales, familiares, laborales, de pareja. Para la empresa es aún más significativa, evita adecuar un puesto de trabajo, disminuye la posibilidad de ausentismo, merman los accidentes en el trabajo, elimina el estrés, ofrece confianza, genera disciplina y sobre todo incentiva en su empleado la inclinación a ser responsable e ir en busca de mas y mayores desafíos.Aun queda mucho por hacer a lo largo de nuestro territorio nacional, pero si podemos revisar casos que ya están siendo referente, la diferencia es su influencia internacional por citar un ejemplo la firma Kimberly-Clarck 20 años presentes en Ecuador, es una multinacional donde sus empleados del área administrativa una día cada cuatro semanas laboran desde sus hogares.La confianza que ofrece el empleador y la responsabilidad del empleado son la base fundamental en esta modalidad, ambas partes deben ser claros y precisos a la hora de establecer el teletrabajo al interior de su organización, considerando que no serán medidos por horarios sino más bien por resultados, tema de gran valor para la productividad.Como cualquier actividad laboral el teletrabajo, con menor probabilidad y gravedad también demanda riesgos para la salud y seguridad, por tanto es imperioso informar y formar a los implicados sobre temas de prevención.Hacer teletrabajo permite mayor conciliación familiar, muy necesario en estos momentos de crisis afectiva, por ello la invitación a que las empresas evalúen la posibilidad de implementarlo en medida de su actividad económica, sin embargo no deja de ser una herramienta muy útil a la hora de ser responsables socialmente con sus colaboradores y a la inversa ellos siempre estarán más predispuestos y comprometidos con la marca que representan. 

GESTIONANDO LA FELICIDAD LABORAL

Entender qué es felicidad laboral, implica primero tener claro qué no lo es: recibir bonos, tener el mejor sueldo, ocupar un alto puesto, ser jefe; entre otros que parecerían sacados de la lotería, no representan felicidad laboral, entonces qué es?Es abundante la información que a lo largo de los años se obtiene, pues muchos investigadores de renombrada reputación, manifiestan sin temor a equivocarse, que las empresas en las que se trabaja con alegría se obtienen mejores resultados, y aunque lo leído pareciera disparatado, tiene su fundamento en los resultados, ya que los beneficios son plenamente identificados debido a que apresuradamente se observa que los empleados disfrutan de lo que hacen, lo cual se traslada a los clientes y cuyo crecimiento en números, hará feliz a los empresarios.El Consultor Danés Alexander Kjerulf en su libro Happy Hour is 9 to 5, indica que existen dos factores que hacen que los miembros de una organización trabajen felices y que en lugar de esperar al viernes para sentir que su “carga” se aligera, den “gracias a Dios que es lunes”, estos factores son: los resultados y las relaciones.Los resultados a los que el autor se refiere, no son más que la combinación de que el trabajador se sienta bueno en lo que hace y que eso que hace tiene un sentido en su vida, es decir que aporta algo muy valioso, que produce efecto positivo, y para ello es importante que al interior de las empresas se desarrollen ambientes motivacionales donde se reconozcan sus tareas y para ello no se requiere de gran inversión, el “premio” no debe ser material, o económico, sencilla y plenamente puede ser un “choca esos cinco”, la “palmadita en la espalda”, el apretón de manos que siempre “dice” mucho más de lo que habríamos querido decir.Como parte de lo ya dicho están las relaciones, refiriéndose a aquel ambiente agradable de trabajo donde todos permanecen disfrutando del espacio, y cada mañana al iniciar la jornada se respira tranquilidad, comunicación efectiva, labores compartidas, apoyo, pero sobre todo la presencia de personajes con los que es agradable terminar el día, las relaciones alimentan el sentido de pertenencia entre sí y con el lugar de trabajo, para definirlo en una sola frase esto ocasiona orgullo de grupo y buen clima laboral.El último congreso llevado a cabo en Argentina sobre Felicidad en el Trabajo, (abril 2016) determinó  que los empleados felices son más productivos, más innovadores, se presentan más motivados, llenos de energía y más optimistas, también se enferman menos, merman los accidentes laborales, permanecen más años en la empresa, disminuyen notablemente la rotación y por tanto los costos que ello representa, imágenes que permiten clientes más leales. Las razones expuestas justamente  hacen que las empresas felices ganen más dinero. Cuando un empleado está feliz en su trabajo, esto tiene grandes beneficios y es notable en sus expresiones, a la vez que individualmente se rodean de un halo positivo, que aporta grandemente a los demás, incluidos clientes y alta dirección.

RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL (RSE)

Para la Wikipedia, responsabilidad social empresarial/corporativa (RSE/RSC), se define como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico, y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva, valorativa y su valor añadido.Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la responsabilidad de la empresa es el conjunto de acciones que toman en consideración las empresas, para que sus actividades tengan repercusiones positivas sobre la sociedad y que afirman los principios y valores por los que se rigen, tanto en su propios métodos y procesos internos, como en su relación con los demás actores. La RSE es una iniciativa de carácter voluntario.En ambos casos la definición hace hincapié en la característica de voluntario, sin embargo también se mencionan varios beneficios que aporta llevar a cabo esta práctica.La razón por la que se debería desarrollar acciones de responsabilidad social empresarial, debe ir más allá de si es o no una obligación, o sin que antes se nos respondan las siguientes preguntas, ¿cuáles son los beneficios?, ¿cuánta será la inversión?, ¿qué tiempo se necesitar? entre otros, sino más bien con la convicción de ser parte activa en el mejoramiento de una comunidad, sociedad o ambiente, de quienes se han tomado recursos, talentos, materiales o métodos obteniendo servicio; por tanto, se torna preciso y oportuno devolverlos en la misma condición o mediante la cual el entorno no se impacte negativamente.Hablar de responsabilidad social empresarial no tiene por qué ser un problema, no obstante al interior de muchas organizaciones, desarrollar actividades de “visibilización” con el entorno comunitario, genera cierta resistencia; por citar algunas, crece el temor debido a que su concepto de contacto podría permitir apertura de información que no se desea compartir, o que serían elemento de libre solicitud para apoyos no presupuestados.Situaciones figurativas como las mencionadas, dificultan esa interacción fluida que beneficia en ambos sentidos; para ello es importante recordar el concepto de RES/RSC, hacer frente y tomar contacto, presentarse tal y como la empresa dice que es, así como ofreciendo el producto que elabora, es decir siendo coherente la identidad con la imagen que se proyecta, ese es el punto clave para un buen inicio de responsabilidad social.Desde la práctica, el que una empresa sea responsable socialmente, por complicado que pareciera; simplemente no lo es, existen alrededor de la propia organización varias formas con las que se puede aportar, algunas muy simples a las más complejas: participar en campañas de reciclaje, fomentar el ejercicio físico, promocionar alimentos nutritivos, labores bajo parámetros de cuidado al ambiente, como también más complejos cooperar para la construcción de una escuela, un parque es decir todo está relacionado positivamente.Tener claro que no solo la empresa es un negocio, sino que esta para generar oportunidades, en especial de valor hacia todo lo que involucra al entorno laboral, siendo esto desde el ambiente interno hacia el externo o viceversa. 

HUMANIZANDO LAS EMPRESAS Y ORGANIZACIONES.

Tres años atrás tuve la oportunidad de conocer el proyecto HU-CI, cuyas siglas significan Humanizando los Cuidados Intensivos, liderado por Gabriel Heras La Calle, de nacionalidad española, medico intensivista, y que lamentablemente le tocó vivir una experiencia muy dura junto a su padre, a quien le habían diagnosticado una enfermedad grave, debiendo someterse a cuidados especiales en UCI.Hace un año volví a escuchar de su proyecto, pero esta vez la propuesta fue más allá, había motivado a más personas, logrando un verdadero cambio con resultados positivos en áreas de la salud, es decir la calidez del ser humano tocó muchas puertas y corazones.Basada en esa experiencia, pensé que de igual forma se podría aplicar la Humanización de las empresas y organizaciones, donde el trabajo lejos de ser opresivo, sea colaborativo, motivante y sobre todo lleno de empatía, transformándolas en seguras, amigables, saludables y mucho más productivas. Entonces comenzó mi búsqueda, me di cuenta que tenemos una gama inmensa de propuestas para lograr colaboradores aliados a las empresas/organizaciones, significando que lo que en realidad había descubierto era la falta de transferencia de elementos que les habían proporcionado éxito, así que opte por compilar y compartirles.A continuación algunas claves, que como establece Tim Leberecht, son necesarias para que cualquier empresa u organización pueda alcanzar su objetivo:La empatía: es la capacidad de ponerse en el lugar de otro. Una investigación del The New York Times concluyó que cuando las empresas crean un vínculo mediante la comprensión de su vida cotidiana con sus empleados, socios y clientes, incrementan fuertemente su productividad.Crear cultura: La cultura es la clave para la colaboración, fomentarla la transforma en un activo fundamental para cualquier empresa.La moral: Leberecht explica que las empresas deben actuar según los principios morales; saber diferenciar entre lo bueno y lo malo, correcto e incorrecto, es el elemento que genera mayor confianza, tanto dentro como fuera de  la empresa.La creatividad: Hace referencia al cambio constante, elemento que según las últimas investigaciones, es el pilar que genera sostenibilidad en todas las empresas exitosas.La aspiración: Sólo una organización con imaginación, tanto individual como colectiva, puede vislumbrar un futuro más grande y brillante.Por tanto la productividad depende de la entrega, compromiso, esfuerzo y confianza que hemos generado con el colaborador. La innovación en la organización depende del clima organizativo y de las estrategias de compromiso que se fomentan al ofrecer apoyo en la profesionalización de todos ellos.Les deseo un día lleno de salud y seguridad en el trabajo!!

FELICIDAD LABORAL, CREER PARA VER

  1. Construir felicidad al interior de una organización o empresa, aporta más beneficio, que no hacerlo. Partamos de un concepto sencillo de felicidad laboral y para ello se lo he preguntado a un trabajador, les comparto lo que emocionado me contestó: “es estar bien en el trabajo”, encontré mucha profundidad en su resumida definición, y para poder analizarla, me atribuí cambiar el orden de las palabras dando como resultado BIEN ESTAR, la he fusionado y obtuve BIENESTAR, por tanto me pareció una excelente forma de entender lo que todos buscamos cuando nos encontramos en horas laborales. Sonja Lyubomirsky, Psicóloga de Harvard (2008) en su investigación determinó tres factores que influyen en la felicidad, y cada uno con un porcentaje especifico, tal es así que un 50% es de origen genético, el 10 % depende de las circunstancias (externo) y el 40% de las actividades intencionadas es decir de nosotros mismos y es justamente la ventana donde se encuentra el desafío personal para lograr ser felices en el trabajo, se requiere el compromiso conjunto, la convivencia en comunidad, comulgar y practicar principios que avanzan en una sola línea de acción, misma que debe seguir una ruta específica, siendo aquella que permite crecimiento global. Imaginemos un cuadrante dividido por la mitad, y en el lado izquierdo colocáramos: falta de reconocimiento, impedir el crecimiento de los colaboradores, sin liderazgo, malas condiciones de trabajo, desigualdad en el salario, nos daría como resultado: Pérdidas para la Empresa. A la inversa en el cuadrante derecho estarían: gestión por competencias, apoyo al talento, reconocimiento, salarios justos, liderazgo transformacional, psicología positiva, daría como resultado: Ganancias para la Empresa. Por tanto todos querrían “habitar” en el cuadrante de la derecha, es lo ideal, entonces ¿cómo hacerlo?, con firmeza y cercanía esas son las estrategias que se deben priorizar.Y ya que inicié cambiando el orden de las palabras, me permitiré hacerlo por segunda vez con el ya conocido y viejo refrán: “ver para creer”, y lo usaré para referirme a la felicidad laboral, no esperemos a “ver”, sería perder tiempo, anclarse, e impedir que la innovación y mejora continua al interior de las organizaciones se plasmen como una misión, entonces “creer para ver”, si llegan propuestas, ideas, planes, aportaciones, no las desechemos, pues todo suma, acto seguido creamos en ello, porque de esa manera inyectaremos optimismo, empoderamiento, valorización, empatía; elementos que generan mayor creatividad y dinamismo. Crean en los proyectos, no solo es dar la oportunidad, es darse la empresa la oportunidad de ver al final amplios y beneficiosos resultados. La palabra no, debería ser pensada una y millones de veces antes de usarla, porque quizá nos estamos perdiendo una gran catapulta para crecer, ser vistos y reconocidos en el mercado productivo, a lo que los expertos en economía llaman sostenibilidad y sustentabilidad.Les deseo un día lleno de salud y seguridad en el trabajo!!.